El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado este jueves dos órdenes ejecutivas que afectan a TikTok y WeChat, dos de las aplicaciones más populares de China.

Según las órdenes, las compañías estadounidenses deben detener sus operaciones con estas compañías en los próximos 45 días. Trump ha dicho que su decisión pretende «proteger la seguridad nacional» de su país.

La medida supone una escalada importante en la posición firme de Washington ante el poder de Pekín en la tecnología global.

6 claves para entender cómo TikTok quedó en medio de la pelea geopolítica entre China y Estados Unidos
El anuncio se produce en medio de las conversaciones que el gigante tecnológico estadounidense Microsoft está llevando a cabo para comprar TikTok antes del 15 de septiembre, la fecha límite impuesta por Trump.

La plataforma de videos de corta duración TikTok es gestionada por la empresa china ByteDance. El servicio de mensajería WeChat, por su parte, pertenece al conglomerado Tencent.

Analistas explican, sin embargo, que la medida de Trump será muy probablemente sometida a desafíos legales.

Antes, el mismo jueves, Washington anunció recomendaciones de que las empresas chinas que cotizan en los mercados de valores estadounidenses debían ser eliminadas de la lista a menos que brinden acceso a sus cuentas auditadas a los reguladores.

¿Qué dijo Trump?
En ambas órdenes ejecutivas, Trump dijo que considera que «se deben tomar medidas adicionales para enfrentar la emergencia nacional con respecto a la cadena de suministro de servicios y tecnología de la información y las comunicaciones».

Y añadió: «La propagación en EE.UU. de aplicaciones móviles desarrolladas y pertenecientes a compañías de la República Popular de China (China) continúa amenazando la seguridad nacional, la política exterior y la economía».

El presidente calificó a ambas aplicaciones como una «amenaza» y dijo que cualquier «transacción» no especificada entre empresas estadounidenses y los propietarios chinos de las aplicaciones será «prohibida».

Las órdenes citan la autoridad legal de la Ley Nacional de Emergencias y la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia.

El texto de la orden de Trump dice que la recopilación de datos de TikTok podría permitir a China rastrear a los empleados del gobierno de EE.UU. y juntar información personal para chantajear o llevar a cabo espionaje corporativo.

La exitosa app «de la que probablemente no escuchaste hablar si tienes más de 35 años»
También señaló que unos informes indican que el contenido censurado por TikTok es políticamente sensible, como las protestas en Hong Kong y el trato de Pekín a los uigures, una minoría musulmana.

Trump afirma que el Departamento de Seguridad Nacional, la Administración de Seguridad del Transporte y las Fuerzas Armadas ya han prohibido TikTok en los teléfonos del gobierno.

Por el momento, tanto ByteDance como Tencent se han negado a hacer comentarios al respecto.

La prohibición de WeChat pone en peligro los lazos personales entre Estados Unidos y China
Zhaoyin Feng, servicio chino de la BBC, Washington DC

El veto a TikTok no sorprende; la aplicación lleva meses bajo escrutinio en Estados Unidos. Pero el veto idéntico contra WeChat sí ha sido una bomba.

Inmediatamente después del anuncio de las órdenes ejecutivas, recibí un torrente de mensajes en WeChat. Mis amigos en EE.UU. y sus seres queridos en China están en pánico.

Se encuentran a miles de kilómetros de distancia pero se hacen la misma pregunta: ¿Cómo se supone que mantendremos el contacto con nuestros seres queridos si vetan a WeChat en Estados Unidos?